[THELEMA EN ESPAÑOL]

Home/Join | Listado | Después | Previo | Al azar

alt-webring.com

thelema en español: ¿Para qué luchar?

martes, 6 de enero de 2009

¿Para qué luchar?

La cultura en latinoamérica, y en el mundo, está sumida en la dictadura. De la cuna a la tumba somos educados para creer que la vida es disciplina, leyes, reglamentos, horarios y clichés. Así como en la escuela se nos educa a que siempre hay un jefe, que la vida necesariamente debe incluir tareas inútiles y carentes de sentido, que nuestras relaciones sociales deben basarse en pautas pre-programadas por figuras de autoridad, que nuestras aspiraciones deben limitarse a una docena de opciones presentadas por la televisión y el cine, y en fin, que debemos ser como los demás porque lo homogéneo es lo "normal".

La economía depende de las masas aborregadas. La cultura occidental se sostiene sobre la moral de esclavo, sea sobre bases cristianas o seculares. Incluso los supuestos "librepensadores" dependen de las nociones de lo políticamente correcto y las modas ideológicas.

La corriente es fuerte. La marea está furiosa. Entonces, ¿para qué luchar?

¿Para qué nadar contracorriente?

¿Porqué no ser "normal" como todos los demás?

En definitiva, ¿para qué luchar?

Meses de intenso trabajo, de incontables horas de dedicación, días de frustrante labor, y a duras penas y llegamos a unos cuantos internautas ociosos. Sin duda no cambiaremos el mundo de un día para otro, ni siquiera de una generación a la siguiente. Lo que es peor, no existe siquiera la certidumbre que nuestra labor será continuada por nuevas generaciones.

La guerra, de haberse librado, la hemos perdido. Occidente se seguirá sumiendo en la dictadura del dogma, del fanatismo, del miedo cobarde, de la infidelidad, de lo pusilánime y deshonroso.

Los esclavos están en el poder. Hordas de furiosos borregos cobardes. Kali Yuga.

¿Para qué luchar?

Luchamos porque alguno habrá que, tras leernos o escucharnos, el día de mañana se sacudirá las telarañas del dogmatismo y verá la vida de una nueva manera. No se trata de cambiar al mundo, sino de salvar a unos cuantos, tan siquiera uno. Es como tratar de regresar estrellas de mar a su hábitat lanzándolas de regreso al mar cuando la marea baja. No podemos salvarlas a todas, es cierto, quizás salvemos un porcentaje mínimo. Pero para aquellas que se salvan, para ellas valió la pena. Porque aunque no tenga sentido aparente el luchar contra una marea, basta con salvar a uno solo para que todo el trabajo, dedicación, frustración y lucha hayan valido la pena.

La vida es lucha. Los que son débiles, comodinos, cínicos, retorcidos, ellos seguirán siendo esclavos. Hemos de aceptar, aunque nos duela, que no son de nosotros. Los reyes son nuestros parientes. Aunque se nos haya educado para creer lo contrario, los vencidos, los débiles e inconsolables no son de nosotros. Al infierno con ellos.

Ra-Hoor-Khuit es un dios de guerra, en la lucha está la vida. Lucharemos hasta que no nos quede aliento ni vida. Lucharemos por que el día de mañana tenga un poquito más de thelema, más de libertad, más de amor, luz y vida.

No somos monjes ascetas, sino guerreros.

Como hermanos pelearemos.

Sin cuartel.

Sin piedad.

Sin compadecernos de los vencidos.

Sin mirar atrás.

Conocemos la ley de la batalla de la conquista y no cederemos ni un centímetro. Vale la pena luchar por propagar la ley de Thelema. Vale la pena mantener la antorcha de la libertad encendida en estos tiempos oscuros.

A los pocos que lean esto, sepan ustedes que nunca nos rendiremos. Sin importar las probabilidades, seguiremos adelante.

Amor es la Ley, Amor bajo Voluntad

Leer más...

3 comentarios:

Nunc Continuo Nunc Coepi dijo...

Hermoso texto del hermano Poeta Monje Guerrero Ohem.

¿No es mejor, Alas, unas palabras que lea UNA.SOLA.PERSONA en este mundo que vivimos y la haga cambiar y sacudirse en su interior hasta que cada particula de su ser se agite en revolucion, que millones de Biblias sobre mesitas de noche de casas de seres que viven en la noche?

LVX
La LVX de la Cruz

Un T.A.F.
frater N.C.N.C.

Sebastián Ohem dijo...

Lo vale, una sola persona vale más que todas las biblias en todas las mesitas de noche y que todos los crucifijos del mundo.

Anónimo dijo...

En estos dias donde solo algunos estan siendo llamados para el gran cambio.. esooo las nuevas generaciones. se avesina un gran cambio!. Buena la publicacion hermano Thelemita ;).